Casino

Juego de cartas online

Juego de cartas online

Pese a que en la actualidad disponemos de una infinidad de juegos modernos, los tradicionales juegos de cartas continúan siendo uno de los favoritos para muchas personas. Por fortuna, también se pueden jugar desde la comodidad del hogar.  

Si aún no decides cuál de todos los que existen es tu favorito, no puedes perderte nuestro siguiente artículo donde te mostramos los siete juegos de cartas más populares para que no dejes de divertirte, y por supuesto, ganar. 

Juego de Cartas Casino Online  

Los mejores 7 juegos de cartas 

Los juegos que te describimos a continuación se escogieron porque son los más populares tanto en casinos como en los hogares. También se seleccionaron porque abarcan diferentes ámbitos de la lúdica: con algunos no vas a parar de reír, otros te van a exigir agilidad motriz y con varios crearás estrategias. 

No olvides que los siguientes juegos igualmente los encuentras en formato on line, sobre todo los que son de casino. En los juegos de cartas de casino on line puedes apostar y ganar dinero real; si te interesan, puedes ingresar a Estelarbet, uno de los mejores casinos on line de todo Chile en donde encuentras una increíble variedad.  

1. BlackJack 

Es el juego de cartas por antonomasia en los casinos. Y lo mejor: es muy fácil de jugar. En el blackjack pueden jugar entre cuatro y siete participantes. Cada uno se enfrenta contra el casino, representado por el croupier.  Se utilizan todas las cartas de la baraja, con excepción de los comodines. 

El objetivo del juego es sumar 21 puntos o acercarse lo más posible sin pasarse. Para conseguirlo cada carta tiene un valor determinado: en las cartas numéricas su valor corresponde al número que contienen, las cartas con letras suman diez unidades y el as vale uno u 11 puntos, según lo que mejor le convenga a cada jugador. 

El juego perfecto es conseguir 21 puntos con solo dos cartas: a esta jugada se le llama, como no,  blackjackPara conocer más detalles sobre el blackjack, entérate aquí

2. Póker  

Jugar al póker no es un mero entretenimiento; jugar al poker es todo un arte. En el poker, el azar es un elemento determinante, pero también lo es la sutileza: su metodología permite ir conociendo a tus adversarios conforme avanzan las apuestas. 

El juego permite que participen entre dos a nueve personas. Utiliza los cuatro palos de la baraja. En cada palo la importancia de cada carta va en orden ascendente: del 2 a las cartas J, Q y K. El as puede representar el 1 o el número 14 en orden de importancia, eso dependerá de lo que le convenga al jugador

El objetivo del póker es conseguir la mejor configuración de cartas (mano) para llevarte todo lo que apostaron tus contrincantes. Es decir, el jugador con la mejor mano gana y se lleva todo lo apostado. Las manos se forman con cinco cartas. Si quieres saber cómo se clasifican las manos, haz clic aquí.  

3. Baccarat 

Este es otro clásico de los casinos. Baccarat es un juego muy entretenido y lleno de suspense.  El objetivo del juego es atinar la posición (punto o banca) en donde un par de cartas suman nueve puntos o se acerquen lo mayor posible; o acertar la posición del empate

Como en el blackjack, todas las cartas poseen un puntaje: el as vale uno, las cartas numéricas (menos el 10) suman el valor que reflejan, las cartas con letras y el 10 no valen nada y los comodines no participan del juego.

 

Una vez decides donde apostar  (banca, punto o empate),  el croupier reparte cuatro cartas boca abajo y de manera intercalada. Ubica dos cartas en el punto y dos cartas en la banca.  Luego, el croupier descubre las cartas. El par de cartas tanto para el punto como para la banca se suman. Si algún par suma diez o más puntos se restan diez. 

Dependiendo de lo que obtenga tanto el punto como la banca, se presentan varios escenarios que le dan al juego una divertida impronta de imprevisibilidad y emoción. Si deseas conocer cuáles son esos escenarios, descúbrelos aquí.   

4. Ocho loco 

Seguro has oído hablar del famosísimo juego de cartas Uno. ¿Pero sabías que el Uno se puede jugar con la baraja inglesa? Se le conoce como ocho loco, y al igual que Uno es desopilante. La idea es deshacerse de una carta por turno. El primer jugador que termine sin cartas, gana la partida. Se puede jugar a partir de dos personas en adelante. 

Para iniciar la partida a cada jugador se le reparten ocho cartas. El mazo restante se coloca en el centro y se saca una carta. El palo y el número de esa carta señalan el siguiente paso del juego: todos los jugadores deberán colocar cartas de ese mismo palo o, en su defecto, del mismo número. Así, en cada ronda todos los jugadores eliminan una carta. En caso de no tener una carta para eliminar, el jugador se come una carta del mazo y termina su turno.  

Pero algunas cartas tienen funciones especiales, como por ejemplo el siete, que obliga  a todos los participantes a permanecer en silencio hasta que sea tapada por otra carta. Estas características hacen de ocho loco  un juego desopilante.

5. Burro castigado 

Burro castigado es un juego muy ameno. Sus partidas son cortas, por lo que es ideal cuando no se cuenta con mucho tiempo. Se puede jugar a partir de dos personas en adelante. La idea del juego es quedarse sin cartas en la mano; el primero en conseguirlo, ganará. Durante cada turno cada jugador descarta una carta, visible para todos los participantes.  

Para comenzar, a cada jugador se le entregan cinco cartas (que solo él puede ver). Las cartas sobrantes del mazo se colocan en el centro de la mesa. La partida inicia cuando un jugador destapa la primera carta del mazo central.

Dependiendo del valor y el palo de la carta descubierta, el siguiente jugador está obligado a colocar una carta del mismo palo. Si no posee la carta adecuada debe comer cartas del mazo hasta que le aparezca una que le sirva. Si tiene una carta del mismo palo, debe procurar que sea de mayor valor a la carta visible. Al finalizar cada turno, el jugador con la carta más alta es quien comienza el siguiente turno, por lo que obtiene una ventaja en el juego.  

6. Solitario  

Es el juego por excelencia para los momentos muertos. Tan viejo como los naipes mismos; de hecho, no se tiene claridad cuál ha sido su recorrido histórico. Solitario, como su nombre lo indica, se caracteriza por el hecho de que solo lo juega un participante. 

Y como es un juego para los tiempos muertos, la paciencia y destreza tienen un rol central en su desarrollo. Se juega con una baraja completa. El objetivo es organizar todas las cartas en los cuatro palos en orden ascendente, del as a la K. 

7. Manotada o manotazo 

Manotazo es un juego de rapidez,  pero más que nada es un juego de carcajadas. Y lo mejor: es muy sencillo. Se puede jugar a partir de dos personas en adelante. Es más, entre más jugadores haya, más entretenido es. 

La baraja completa se mezcla y se reparten las cartas boca abajo de una en una a cada jugador hasta agotarlas.

 

El primer jugador en empezar voltea la carta de arriba de su mano y dice “as”,  el  siguiente jugador hace lo mismo y dice “dos”,  el tercer jugador repite esta acción y dice “tres”, y así sucesivamente hasta llegar a la carta K y volver a comenzar. La idea es realizar estos movimientos de manera rápida para darle ritmo y vértigo al juego.  

Cuando la carta anunciada coincida con la carta descubierta, todos los jugadores rápidamente deberán colocar su mano sobre la pila de cartas eliminadas. El último jugador en colocar la mano se lleva todo el cúmulo de cartas y las agrega a su mazo personal.   Ganará quien quede sin cartas en su mano y consiga no perder en una manotada. 

Por último, antes de escoger alguno de los juegos anteriores, ten muy presente que todos ellos cuentan con diversas variantes y modalidades. Enterate muy bien cuál modalidad vas a jugar antes de participar.      

Con esto en mente, escoge un juego, apuesta, diviértete y gana.