Casino

Bingo: diez datos que debes conocer

Bingo: diez datos que debes conocer

 Bingo: diez datos que debes conocer 

Cuando pensamos en el casino generalmente lo primero que se nos viene a la cabeza son las máquinas tragamonedas, el póker, el blackjack o la ruleta; son los juegos de casino más populares. Sin embargo, en el casino hay otro juego que congrega multitudes, pero en ocasiones es pasado por alto. Ese juego es el Bingo. 

A diferencia de otros juegos de azar, el bingo cuenta con una dinámica muy sencilla: lo único que tienes que hacer es tomar uno o más cartones, los cuales están llenos de números,  y estar atento a los números que va cantando la persona que dirige el juego. Si cantan un número que tienes, lo tachas. El primer jugador en tachar todos los números de su cartón grita “¡BINGO!”. Así de fácil.  

Lo divertido del bingo es que, al ir tachando cada vez más numerosos, la emoción va creciendo: cuando te quedan pocos números estás muy cerca de cantar bingo, pero sabes que muchos de tus competidores están en la misma situación. ¿Quién gritará “bingo” primero? ¿alguno de ellos o tú? 

Si te apasiona el bingo tanto como a nosotros, a continuación te contamos diez datos que debes conocer del bingo. Luego de leer estas curiosidades no vas a ver el juego igual.    

Curiosidades del Bingo

No hay dudas de que el Bingo es una de las propuestas más entretenidas en los casinos. En los casinos online no es diferente: el bingo en línea es el juego preferido pora muchos usuarios.  

En los últimos años, la opción de jugar bingo en línea ha derivado en una gran variedad y estilos de juegos de bingo, desde juegos en vivo hasta juegos más elaborados con animaciones digitales. Jugar bingo en línea también ha facilitado a las personas la posibilidad de practicarlo desde cualquier lugar en cualquier momento del día gracias a los servicios de los casinos online. 

Pero más allá de que el bingo  domine  los salones,  las mesas y ahora las pantallas de los dispositivos móviles, en Estelarbet te queremos contar 10 datos muy interesantes que te harán conocer mejor el bingo. Comenzamos. 

1. El origen del Bingo

De acuerdo a algunos historiadores, el bingo se originó en la región que actualmente es Italia, por allá en el siglo XVI. En ese entonces se le conocía como “lotto”. No obstante, otros historiadores afirman que los pinitos del bingo se pueden rastrear hasta el periodo previo al Imperio Romano, en los pueblos bárbaros de Europa. 

Esta hipótesis, con pocos adeptos, afirma que el bingo fue una invención de los pueblos bárbaros como una manera de recaudar impuestos. La actividad consistía en agregar unas esferas numeradas dentro de un recipiente. Cada número de una esfera representaba una aldea. 

Con todas las esferas en el recipiente, se mezclaban y se iban extrayendo. Caballeros y soldados se encargaban de cobrar los impuestos a las aldeas asociadas a los números retirados del recipiente. El impuesto se cobraba en forma de objetos de valor, como oro o plata. 

Si este  es el verdadero origen del bingo, es muy poco emocionante, hay que decirlo, pero lo convierte en uno de los juegos más antiguos en la historia de la humanidad que aún continúa practicándose. ¡Haz parte de la historia y juega bingo!

2. Nada de estrategias, sólo aleatoriedad

Es común que en juegos de azar con muchas reglas -cómo el poker o el blackjack- sea posible aplicar múltiples estrategias para ganar; de hecho, algunos consideran el póker más como un deporte mental que un juego de azar.  

El bingo es completamente diferente, en el bingo no es posible aplicar estrategia alguna. ¿Por qué? Sencillamente porque es un juego direccionado por la aleatoriedad de las esferas que revolotean al interior de la urna. 

Nunca hay manera de saber cuál es el siguiente número que saldrá de la urna, por lo tanto, no es posible crear estrategias o aplicar trucos. La única manera de gritar “bingo” es que la suerte te acompañe. 

Seguramente para algunos apostadores esta característica es un factor que le resta atractivo al bingo. Sin embargo, para otros representa una ventaja porque absolutamente todos los jugadores al inicio de una partida (si cada uno tiene un solo tarjetón) tienen la misma probabilidad de ganar.  

3. Prohibido jugar Bingo más de cinco horas   

¿Te puedes imaginar un lugar del mundo en donde el bingo está prohibido? Parece de película, pero ese lugar existe y es el estado de Carolina del Norte, Estados Unidos.  En dicho estado es ilegal jugar en espacios públicos juegos de azar por más de cinco horas seguidas. 

Lo cierto es que Carolina del Norte históricamente siempre ha tenido una actitud conservadora con respecto a los juegos de azar.  Los casinos y los servicios de apuestas hípicas están prohibidos. Apenas en 2023 se han observado visos de cambio: el estado está considerando poner en marcha licencias estatales para casinos. 

Carolina del Norte es tan tan restrictivo con el juego que si, por ejemplo, eres dueño de un establecimiento que vende alcohol, tienes prohibido organizar eventos que incluyan juegos de apuestas. Con esa negativa tan fuerte a los juegos de azar, el bingo se ha visto perjudicado. Si quieres jugar bingo, mejor que sea dentro de tu casa. 

 

4. El Bingo es pedagógico

Justo cuando te falta un solo número en tu cartón, sin duda alguna el bingo te genera un aluvión de endorfinas al mejor estilo de una actividad deportiva. Pero el bingo no solo tiene capacidad para emocionarte, también puede ser muy útil para fines educativos.   

Por ejemplo, en las escuelas de Alemania se adoptó el bingo como método de aprendizaje de matemáticas en los niños de primaria. También se ha demostrado que es una actividad ideal para los adultos mayores.  En la actualidad, es muy extendido el uso del bingo no solo con propósitos lúdicos, sino también pedagógicos. 

Si tienes un niño pequeño que está interiorizando los números o conoces a un adulto mayor que requiere poner a trabajar su mente, es momento de que jueguen una buena partida de bingo.  

5. Mejora las habilidades cognitivas 

¿Pero por qué el bingo es una actividad pedagógica? Jugar al bingo implica el reconocimiento de números y la identificación de patrones. Pero no solo eso: pone a funcionar a pleno la memoria a corto plazo y la concentración, puesto que los jugadores deben estar muy atentos a los números cantados. Estas características vuelven al bingo un juego ideal para la mente.  

Científicos de la Universidad de Southampton descubrieron que jugar con cierta frecuencia bingo permite ejercitar el cerebro y mantenerlo activo. De acuerdo a los investigadores, esto se debe a que los jugadores de bingo están obligados a encontrar sus números en medio de un sinfín de distracciones, por lo tanto, requieren un esfuerzo extra para concentrarse.  

Estos efectos del bingo son especialmente beneficiosos para los adultos mayores, ya que es en esta etapa de la vida que las funciones cognitivas del cerebro comienzan a desmejorar. Es más, se sabe que el bingo es una actividad que ayuda a prevenir el Alzheimer.  ¡Qué esperas para impulsar tu agilidad mental!

6. La popularidad del bingo en línea

El primer juego de bingo en línea que se lanzó al mercado se llamó “Bingo Zone”, por alla  en 1996.  Le siguió “Bingo Blitz” en 1998. A partir de ahí el bingo online fue imparable. En Reino Unido, por ejemplo, el bingo en línea es una actividad lúdica masiva que  reúne a más de 3 millones de jugadores cada día. 

Tanta es la afición por el bingo en línea en Reino Unido que de los 640 millones de dólares que acumuló el bingo en  línea en 2010,  la mitad de dicha cifra procedió únicamente del país insular. Por su parte, en Estados Unidos el bingo en línea también ha crecido mucho en los últimos años, al punto de volverse un pasatiempo muy popular entre sus habitantes. 

Así pues, si quieres jugar bingo en línea, no es muy difícil, cualquier casino online respetable seguro cuenta con una amplia variedad de bingos, en dónde puedes interactuar con personas de todo el mundo.   

7. Mujeres: La gran mayoría  

El bingo se ha asociado tradicionalmente a las mujeres y las estadísticas parecen confirmarlo. Se sabe que cerca del 80% de los jugadores de bingo presencial son mujeres. No obstante, el porcentaje de mujeres que juegan al bingo online es más bajo: se estima que es del 70%. 

Los hombres juegan más bingo que antes, solo que lo hacen más de forma online. Y se espera que esta tendencia continúe a medida que los juegos de azar online ganan popularidad, en especial entre los adultos jóvenes. 

La inclinación de que la mayoría de jugadores de bingo sean mujeres es muy posible que vaya menguando de forma paulatina durante los próximos años ¿Llegará el momento en que la participación de hombres y mujeres en el bingo online se iguale? 

8. Récords en bingo 

La mayor cantidad de personas que han jugado bingo en simultáneo fue de 122.000. El evento tuvo lugar en Bogotá, Colombia, en 2018, y contó con la certificación del Guinness Record como la partida de bingo más multitudinaria de la historia.  No solo los británicos son fanáticos del bingo. 

La carta de bingo más grande de la historia mide 37,16 metros cuadrados. ¡Una locura! El récord fue para Gila River Hotels & Casinos en Arizona, Estados Unidos, en 2019. Pero el récord más importante es el mayor premio que haya ganado alguien en un bingo de casino: 1,101,686 libras esterlinas o 2,185,260 dólares. La gran afortunada fue Christine Bradfield, del Reino Unido. Esa enorme cantidad de dinero se la ganó en 2008.   

 

9. Mejor que la lotería 

Un estudio de economistas concluyó que hay más probabilidades de ganar una partida de bingo que la lotería. De acuerdo con el estudio, un 94% de los jugadores asiduos de bingo han ganado por lo menos una vez. En cambio, en la lotería hay un ganador cada 1,2 millones de participantes en promedio. 

También podemos hacer nuestro propio análisis de la razón para preferir el bingo por sobre la lotería. En primer lugar, debido a la enorme cantidad de participantes, hay una menor probabilidad de ganar una lotería. 

En segundo lugar, en muchas loterías el sorteo es mucho más complejo, lo que disminuye la probabilidad de ganar; en el bingo el sorteo es mucho más simple. En tercer lugar, en el bingo se pueden jugar numerosas partidas en una sola sesión, a diferencia de la lotería que tiene una regularidad de mínimo una vez al día. 

Sin duda es mejor inversión jugar al bingo si quieres ganar alguna vez. 

10. Nuevas amistades

Por último y no menos importante: el bingo es un juego social, muy social. Y esta es una de sus grandes ventajas que no se pueden pasar por alto. Dada la dinámica del juego, el bingo requiere interacción social si es jugado de forma presencial. 

Esta interacción fomenta la plática entre jugadores y la creación de nuevas relaciones interpersonales, todo en medio de un ambiente lúdico, divertido y de ocio. Además, el bingo también se puede jugar en grupos, lo que favorece el trabajo en equipo y el compañerismo.  

Es importante recalcar que, a pesar de que solo hay un ganador, en el bingo los jugadores no se enfrentan de manera directa en las partidas; podríamos decir que en el bingo la competitividad es pasiva.  Esta característica tan particular del bingo estimula que se forjen simpatías entre los participantes con mucha facilidad. Así que anímate a conocer gente en tu próxima partida de bingo.  

Dicho lo dicho, ¡qué esperas para participar en una buena partida de bingo! Y si quieres jugar bingo online, la mejor opción es Estelarbet, el mejor casino online. En Estelarbet puedes jugar desde la comodidad de tu hogar y sentir toda la emoción del Bingo. Disfruta y gana del mejor bingo online en Estelarbet. Te esperamos.